Cunas que cuelgan y se balancean = bebés felices

Partimos de la base de que este tipo de cunitas sólo sirve para la primera etapa de tu bebé; entre otras cosas porque en cuanto crecen un poquito no caben y podrían caerse. Pero para los dos o tres primeros meses, son fantásticas ya que con el mismo movimiento del bebé se balancean y eso le produce un verdadero bienestar. ¿A qué bebé no le gusta que le mezan con dulzura?… pues eso 😀

En éstos casos, lo primero que deberéis tener en cuenta (además de la edad del bebé, claro) es que si la cunita es para colgar del techo, más os vale que el sistema de anclaje sea completamente seguro. Normalmente las venden con él incorporado pero si no lo tuviera, conseguir uno que vaya con el tipo de construcción, me explico mejor… no es lo mismo pladur que un techo de obra, o si el techo tiene madera o es de escayola. La escayola tiene poco aguante salvo que lleve un anclaje específico para ella que viene a ser el mismo que para el pladur.

Las que van con módulo de sujeción adaptado, no tienen más que montarlas y utilizarlas de inmediato, aunque siempre os recomendamos que consultéis el peso que soporta, no vaya a ser que vuestro peque sea como los míos que pesaban casi cinco kilos al nacer… Ni un mes habrían disfrutado de su cuna colgante 🤣

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en Muebles de moda para tu bebé y etiquetado , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *